Última actualización:

Acabás de llegar a casa y apenas tenés una hora para ayudar a los niños con los deberes, dejar listos los uniformes, los baños y…  ¡preparar la cena!  ¿Cómo solucionarlo, especialmente si tu hijo es un poco complicado para comer? ¡Aquí tenés 20 recetas de cenas rápidas para niños que harán las delicias de los más pequeños!

Tras la pregunta de rigor, “¿qué has comido en el cole?” o la consulta del menú escolar que cuelga del imán de la nevera, se desencadena el pánico. Son ya las ocho de la tarde y se nos agotan las ideas para solucionar la cena. Que levante la mano la madre que no esté, al menos dos o tres veces a la semana, en esta situación. A pesar de que tengás ayuda de los abuelos o una niñera, a la hora de la cena es habitual encontrarse sola ante el peligro. 

Por lo tanto, tenés dos posibles soluciones. La primera, es incluir en las responsabilidades de una niñera, si es que tienes una cuidadora de niños en casa, la preparación de la cena. La segunda opción es especializarte en cocina rápida para niños

¿Pero por dónde empezar? Para facilitarte las cosas, hemos seleccionado para ti las mejores recetas rápidas y sanas para niños

En todos los casos, se trata de recetas que no requieren un cocinado prolongado. Todas ellas son equilibradas, ya que casi siempre incluyen algo de verdura, la verdadera “bestia negra” para muchos niños. 

Recetas de cenas rápidas para niños: primeros platos

1. Pasta o arroz con calabacines y queso parmesano

Primero pica los calabacines en trozos pequeños. Después, saltea cebolla picada y los calabacines en una sartén con un poco de aceite. Cuece el arroz o la pasta en agua hirviendo durante unos minutos. En menos de un cuarto de hora, tendrás todo listo en el plato. Añade un toque de sal y una pizca de queso parmesano rallado. ¡Delicioso!

2. Pasta con champiñones 

Los champiñones también se cocinan en poco tiempo si se cortan en rodajas finas (en el supermercado los puedes encontrar ya cortados y lavados). Mételos en una olla con aceite, ajo y perejil. Paralelamente, deja hirviendo la pasta. Escúrrela y échala en la olla. Si quieres reforzar todavía más el sabor, añade jamón serrano picado o pequeños trozos de salchicha. Éste es uno de los primeros platos estrella dentro de las cenas rápidas para niños.

Cenas rápidas para niños

3. Pasta con brócoli

El brócoli es, con frecuencia, una verdura difícil de introducir en la alimentación del niño. Sin embargo, su sabor y color intenso lo convierte en un complemento estupendo para la pasta. Córtalo en trozos pequeños y hiérvelo junto con la pasta. Escurre todo junto y si quieres, saltea en la sartén donde habrás calentado previamente un poco de aceite y ajo.

4. Pasta con pesto “original”

Si nunca has preparado pesto, sólo necesitas un poco de paciencia. No te sientas culpable por no prepararlo tú misma, mucho menos cuando no hay tiempo para hacerlo. En el supermercado puedes encontrar pesto de mucha calidad ya preparado. Junto con la pasta, echa en el agua hirviendo judías verdes cortadas en dos o tres partes y  patatas en trozos. También aquí conviene darle el toque final a la receta con queso parmesano rallado.

5. Pasta al pesto con tomate natural

Es la reina de las recetas de verano para niños. Mientras se cocina la pasta, mezcla los tomates, albahaca, un poco de menta, almendras, aceite de oliva y queso parmesano rallado. Deja todo preparado y cuando hayas escurrido la pasta ¡voilà! Una cena deliciosa para niños en apenas diez minutos.

Cenas rápidas para niños con pasta

6. Fettuccine con salmón

La pasta al huevo se cocina en un momento. No necesitarás más de 5 minutos para cortar además unos cuantos  tomates y mezclarlos en el plato con unas tiras de salmón ahumado. Añade perejil al gusto, ¡y el plato estará ya listo!

7. Polenta y queso

Esta es una receta típica italiana, fácil y rápida de hacer. En el siguiente vídeo, un chef italiano profesional te cuenta cómo se elabora. Necesitas: 2 litros de agua, 500 gramos de harina de maíz molido, mantequilla y una cucharada de sal.

Hierve el agua con la harina de maíz en el interior. Utiliza una cuchara de madera para darle vueltas hasta que espese y no queden grumos. Estará listo cuando tenga una textura de puré, añade mantequilla. Después, vierte en una bandeja para hornear la mitad de la polenta, añade el queso cortado en rodajas y cubre con la polenta restante. Una pizca de queso parmesano por encima, unos pocos segundos de gratinado y la cena estará lista.


A continuación, encontrarás más recetas deliciosas, rápidas y sencillas. ¿Demasiado ocupada para poder encargarte de todo? ¿Y si buscás una niñera para echarte una mano? ¡Registrate gratis y probá sin compromiso Sitly! 


 

Recetas de cenas rápidas para niños: segundos platos

8. Atún con guisantes

Este es un segundo plato muy sano y sabroso para niños. Si tienes una bolsa de guisantes congelados en la nevera, aprovecha esta idea. Tendrás que cocinarlos durante unos diez minutos con un poco de cebolla, aceite de oliva y agua hirviendo. Cuando queden pocos minutos para finalizar la cocción, añade el atún cortado en tacos.

9. Tortilla de calabacín

Corta los calabacines en trozos pequeños: se cocinarán en apenas diez minutos en una sartén, con un poco de aceite y sal. A continuación, bate los huevos y añádelos. Un poco de pan y ¡listo!

10. Rollitos de bresaola y queso de cabra

Nos inspiramos de nuevo en la cocina italiana para nuestra selección de recetas de cenas rápidas para niños. La bresaola son finas lonchas de carne de ternera curada. Haz rollos envolviendo con las lonchas el queso de cabra. Sencillo y muy rápido. Lo importante es acompañar los rollos con un poco de pan y ensalada.

11. Rollitos de tortilla

Los huevos son siempre una fantástica idea para las cenas rápidas para niños. Esta vez, en forma de tortilla francesa. Se puede rellenar de queso mozzarella, tacos de jamón, atún en aceite o lo que tengamos en la nevera. 

12. Ensalada de pollo y aguacate

Receta gourmet para niños, original y deliciosa donde las haya. Si ya tienes una pechuga de pollo asada o si te ha sobrado de otro día algo de pollo al horno, añádelo a la típica ensalada mixta con aguacate. El sabor es fresco y delicioso. Le puedes añadir un chorrito de salsa de soja y una pizca de sal. 

13. Huevo frito, el rey de las cenas para niños

El primer puesto del ránking de cenas rápidas para niños se lo disputan los huevos fritos y los espaguetis con tomate a partes iguales. Si lo acompañas de un poco de tomate frito y un cubito de arroz blanco, además de pan para mojar, los niños se chuparán los dedos. 

Cenas rápidas para niños con huevos

Recetas de cenas rápidas para niños: platos únicos

14. Pasta con jamón y guisantes

Este primer plato lo hemos incluido en los platos únicos porque es muy completo. Los guisantes se pueden cocinar junto con la pasta. Sirve esta deliciosa receta añadiéndole mantequilla, queso parmesano y tacos de jamón cocido.

15. Burritos o wrap para niños

Los burritos, tacos o wrap para niños le darán a tu cena rápida el toque especial para los más pequeños de la casa. Los puedes rellenar con un sinfín de ingredientes sanos y nutritivos. El queso, la ensalada, tomates, zanahorias en juliana, combinados con tacos de salmón, jamón o pollo cocido, se encuentran entre las muchas opciones para su preparación. 

Cenas rápida para niños con burritos

16. Cena aperitivo

A los niños les encanta imitar a los mayores, ¿y qué mejor que hacerlo con un aperitivo variado? Corta tacos de queso, prepara unos rollitos de jamón york o serrano, tomates cherry con aceite de oliva, palitos de zanahoria, aceitunas sin hueso, panes variados, hummus y patatas fritas. Puedes convertir el aperitivo incluso en merienda-cena si llegas un poco antes del trabajo a casa. 

17. Minipizzas

Primero, compra las bases de pizzas ya preparadas, todo será más fácil. Cubre la base con tomate, añade un chorrito de aceite y mozzarella para preparar unas estupendas pizzas margarita. Puedes echarle champiñones, jamón o incluso un huevo si los niños tienen mucha hambre. Con tan sólo 5 minutos al horno y unos minutos de gratinado, ya tendrás la cena lista.

18. Pasta fría

¿Quién dijo que la pasta fría sólo puede comerse en verano? La pasta admite casi todo y es uno de los alimentos preferidos por los niños por su versatilidad. Puedes añadir tomates naturales, zanahorias, verduras que hayan sobrado del día anterior, un aguacate, atún, mozzarella, huevos duros. En resumen, en 10 minutos podrás sacar un plato bueno y nutritivo a la mesa. 

19. Crostini

Esta es una de las recetas para niños de inspiración italiana de más fácil elaboración. Sólo necesitas: pan, mozzarella u otro queso, jamón o salchichas, champiñones. Introduce las rebanadas de pan al horno para darle un toque de gratinado y ¡listo!

20. Cuscús

Finalmente, el cuscús. La receta de invierno lleva carne y verduras, es un plato para niños exquisito pero demasiado complejo para hacerlo en poco tiempo. Por eso, te ofrecemos una recetas algo más veraniega pero que se puede trasladar al resto del año. La sémola se cocina con muy poca agua, y en apenas dos minutos. Después, añade un poco de atún, algunos garbanzos (también enlatados, si no los has hervido), todas las verduras que tengas disponibles ya cocidas. Voilà, la cena está lista.

Obviamente, todas estas recetas rápidas para niños no estarán completas sin un postre nutritivo. Es conveniente que siempre añadas al final una pieza de fruta. 

¿Te han gustado nuestras ideas de cenas rápidas para niños? ¿Cuál es tu plato favorito “salvacenas”? ¡Esperamos vuestros comentarios y sugerencias!

 

Comentarios

comentarios